La mayoría tiene problemas de actualización porque reciben la información de los aeropuertos, ya que muchos de éstos y varias aerolíneas no están incluidos en el sistema. El principal problema es el desfase en las actualizaciones de estado (en algunas ocasiones, este proceso es totalmente manual), así como también la falta de transparencia cuando se trata de lo que está haciendo el avión en un momento determinado.

En cambio, Flightradar24 permite seguir el tráfico aéreo de todo el mundo en tiempo real, mostrando, además, el itinerario de cada vuelo que está en el espacio aéreo. Asimismo, si se pulsa en un avión, se podrá consultar toda la información relativa al vuelo (ruta, hora de llegada prevista, hora de salida real, tipo de aeronave, velocidad, altitud y una imagen en alta resolución). Este servicio te permite rastrear el avión en el que esté volando un familiar o un amigo.

Flightradar24 utiliza una estrategia diferente gracias a la tecnología del Sistema de Vigilancia Dependiente Automática, o ADS-B, usado por la mayoría de aviones modernos y recibe los datos del vuelo directamente de los aviones.
Al principio, este sistema de vigilancia fue diseñado para que los controladores pudieran localizar los aviones con mayor precisión que con el legado de los radares de ondas electromagnéticas. Además, no solo los controladores, sino también los pilotos pueden ver todo el tráfico.
Con esta función, un avión transmite regularmente (aproximadamente una vez por segundo) los datos de posición del GPS (latitud, longitud y altura), así como también la velocidad (incluyendo la velocidad vertical), la única ‘dirección’ del avión y el número del vuelo a través del canal 1090 MHz.

La transmisión de datos del avión también incluye lo que también se llama ‘squawk’, o código de respuesta, que a tiempo puede servir para enviar información codificada (en caso de emergencia el valor pasa a 7700, en caso de secuestro – a 7500). Así que cualquier tipo de situación fuera de los límites también es perfectamente rastreable.

Fuente: https://blog.kaspersky.es