Marcelo Pereyra

La profesionalidad y el rigor en el dictado de los cursos, la calidez en la recepción, atención, guía y seguimiento a cada uno de los alumnos y egresados hace de la Escuela del Aire la mejor opción al momento de elegir seguir la carrera de Tripulante de cabina de pasajeros.

Mi primer contacto con la Escuela del Aire fue hace muchos años y también fue el primer acercamiento profesional al sueño de volar que tenía de niño.

Desde aquel entonces he desarrollado mi carrera profesional por completo en la aviación. Comencé volando intercontinental como Auxiliar de Cabina, luego fui Jefe de Cabina y años más tarde llegué a ser Jefe de la División Auxiliares de Cabina, después, diversas circunstancias hicieron que me desarrollara en otras áreas pero todas relacionadas con la aviación.

Por toda esta actividad he recibido cursos, entrenamientos y participado de diversas actividades en el país y en el exterior en diferentes líneas aéreas.

La formación integral y los años volados son, hasta hoy, ayuda invaluable para el desarrollo de mis diferentes actividades profesionales.